ORÍGENES DE LA CONGREGACIÓN DEL REFUGIO

       La exploración española del norte de Tamaulipas comenzó en el siglo XVII y se extendió hasta mediados del XVIII. El poblamiento del Nuevo Santander (hoy Tamaulipas) inició en 1748; a orillas del Bravo se establecieron las Villas del Norte: Camargo (1749), Reynosa (1749), Revilla (1750), Mier (1753) y Laredo (1755).

       Hacia 1784, vecinos de Reynosa y Camargo compraron 113 sitios de ganado mayor a la hacienda La Sauteña, que incluyó el predio conocido como San Juan de los Esteros –un rancho que había fincado poco antes un vecino de Camargo-.

 
 
 

             Así, en 1793 los franciscanos del Colegio de Propaganda Fide de Guadalupe de Zacatecas, establecieron una misión en ese lugar y formalizaron la agrupación de los vecinos, que se convirtió en la Congregación del Refugio.

            La importancia de la actividad pecuaria motivó que en 1801 se abriera una subreceptoría de rentas, y hacia 1803 fuera nombrado un responsable político en la comunidad.

            Finalmente, en 1812, la Congregación del Refugio inició su vida municipal, y eligió a Felipe Roque de la Portilla como su primer alcalde constitucional.