DINÁMICA DEL COMERCIO EXTERIOR
 

             Cuando México se independiza de España, se autorizó la apertura de los puertos de Tampico y Matamoros. La importancia del puerto de Matamoros era tal que entre 1826 y 1846 el 70% de las naves que anclaron en los embarcaderos de Nueva Orleáns provenían de este puerto.

             Los años transcurridos entre 1826 y 1836 fueron de bonanza. En ese periodo, el monto de las importaciones fue similar al de las exportaciones, que embarcaban plata principalmente, y los ingresos aduanales tuvieron un incremento que osciló entre los 100 mil a 1 millón y medio de pesos.

            La rebelión federalista de 1838 en las Villas del Norte deterioró la economía de la región. Ello, sumado a las restricciones proteccionistas, impactó negativamente en la demografía de Matamoros donde su población pasó de 15 mil habitantes en 1835 a 7 mil en 1846.