El 17 de octubre del año 2003, la UNESCO acordó la llamada CONVENCIÓN PARA LA SALVAGUARDIA DEL PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL y entró en vigor a nivel internacional en febrero del 2006. México ya firmó la Convención. La importancia de este acuerdo radica en que es una obligación nacional para los países firmantes promover la conservación del patrimonio cultural INMATERIAL. El vehículo de este patrimonio cultural es el idioma; es decir, el lenguaje cotidiano contiene TODO el patrimonio cultural inmaterial.

    El proyecto del Archivo Oral tiene como asiento precisamente el lenguaje. En los próximos años, y debido a los compromisos ya contraídos por nuestro país, las instituciones públicas culturales deberán promover y financiar proyectos que atiendan los conceptos que plantea la Convención. En este sentido, el proyecto del Archivo Oral se adelanta a esos compromisos.

    El objetivo del Archivo Oral es el de Crear un Archivo multimedia que ofrezca la información sobre la historia colectiva y personal de quienes viven en el noreste de México, que sea accesible a todo el público y permita la conservación de una parte del patrimonio cultural inmaterial en un formato digital.

     Se abren al público las primeras horas de este Archivo en un ambiente que enlaza un fichero electrónico (SIABUC) con archivos de audio, imagen y texto. Al concluir el año 2006, se habrán incorporado las primeras 30 horas de entrevistas. Las personas que participan en este proyecto al ofrecer, generosamente, su memoria, viven en Matamoros, aunque algunos nacieron aquí mismo, los hay de muy diversos lugares de México; vivieron en otras ciudades –como Saltillo y la Ciudad de México- y han desempeñado trabajos muy diversos entre sí; hay historias nacionales y las historias locales, del terruño. El archivo es muy amplio a pesar de su corta vida.

    La utilidad del Archivo Oral es que provee de una gran cantidad de materiales de audio y gráficos de los protagonistas de la historia de Matamoros y de México, donde es posible percibir la familia, la educación, la industria, las organizaciones, la política, la cultura, por mencionar algunos temas.